HOGAR DULCE HOGAR

Nunca nos hubiéramos imaginado una situación como la que estamos viviendo. Es tiempo de trabajar la paciencia, la disciplina y el sentido común. Y, por qué no, la imaginación.

Nuestro hogar se ha convertido en nuestro refugio y por eso hay que mimarlo y decorarlo. 

Por eso el equipo Hanbel ha preparado algunas ideas para que los días sean más llevaderos desde nuestras casas. ¿Te apuntas?

1-Ahora que estamos mirando las paredes de casa… y rumiando la posibilidad de pintar alguna habitación… ¿Por qué no les dejas a los peques pintar antes en una pared? Un paisaje, una playa, la mascota que siempre han querido tener, animalitos, pájaros, montañas, un soplo de aire fresco dentro de casa. Después, una mano de pintura y todo solucionado. Los colores neutros siempre son los más agradecidos, ya que no condicionan al resto de la decoración.

El gris claro, arena, beige o el blanco roto son los reyes del pantone.

 

 

2-La iluminación es otro tema a tener en cuenta. Muchos ambientes cambian sólo sustituyendo o añadiendo lámparas. Una luz acogedora al lado del sofá, una lámpara de pie en esa esquina triste, un aplique en la entrada de casa. Prueba a poner una lámpara de pie en la cocina, sin encender nada más y así ¡¡parece que estás en un restaurante!!

 

 

3 -¿Sabes que con tus libros también puedes decorar? Prueba a mezclarlos con tus objetos decorativos favoritos para dar diferentes alturas y crear un estilismo propio de revista.

 

 

4 - Ahora tocan los textiles. ¿Hace cuánto tiempo que no has cambiado de cojines?

Aquí sí puedes dar rienda suelta a tu imaginación y que viva el color. Cambiarán totalmente el aspecto de tu sofá. Atrévete con diferentes texturas, piel sintética, flores, motivos vegetales o animales. Cuando te aburras los cambias y listo.

 

 

5 - También es tiempo de soñar y pensar qué vas a hacer cuando tengas unas vacaciones. ¿Cuál será el siguiente destino? El viaje empieza con la planificación.

 

 

Reconcíliate con el orden, es tiempo de hacer limpia y de deshacerte de viejos trastos. Prueba a mover tus muebles auxiliares de sitio; esa mesita que siempre ha estado en el salón, pruébala en tu dormitorio. Cambia las lámparas de sitio. Imprime las fotos del móvil y enmárcalas para que se vean bien en el salón. Haz flores de papel para llenar un jarrón.

6 - Y si tienes tiempo después de todo esto ¡¡¡acuérdate de sacar a tu mascota!!!