Textiles de invierno

Seguro que compartís con nosotros la idílica imagen que ronda por la cabeza cuando alguien dice la palabra MANTA. A ver si es la misma: cabaña de Noruega o Suiza, nieve alrededor, un mullido sofá delante de una chimenea encendida, olor a bizcocho, una alfombra de pelo blanca y tú descansando con una humeante taza de té, abrigada con una mantita de ochos color blanca o gris, mientras ves pasar por la ventana a Papa Noel tirado por Rudolph saludándote campechano y feliz y tú agitas tu rubia melena correspondiéndole el saludo.

AT40 AT20
AT4 AT20

El olor a porras me devuelve a la realidad. Ni soy rubia, ni noruega, ni tengo chimenea, ni me gusta el té. Aquí estoy desayunando un café con leche de toda la vida con mi porrita. Y el frío me hace urdir un plan para cuando llegue a casa: hundirme en el sofá cual anuncio de antigripales.

A ver qué manta escojo… Me gustan mucho las de estilo inglés, con sus cuadros y esos colores grises y beiges que me gustan.

IND2C IND2 IND1C

IND1

IND13C IND12C

 

O las clásicas de ochos, con ese punto tan suavecito y 100% lana. 

VX10 VX1

 

Salpicaré las mantas con cojines de colores para darle un poco de vida al ambiente. Estos bordados en lana de colores poppy son preciosos.

SOF3 SOF2

 

Por fin llego a casa. Me lio la manta a la cabeza, nunca mejor dicho, y me echo por encima mi manta favorita con pompones de piel.

SHA1 SAH2

 

Me paseo por casa como una diva de los años 50. Me pongo la manta de cuadros tipo falda, los pompones de piel me caen por la espalda. Me siento glamourosa. Pongo música de Glenn Miller y me marco unos pasitos por casa. Muevo mi manta con estilo cual capa de Ava Gardner. Qué calorcito… qué feliz me siento. Hasta que cruzo delante de un maldito espejo y el glamour se cae de golpe. Parezco un gaitero escocés. Pero eso sí, con estilo.

La música swing me hace soñar y mis mantas Hanbel más aún. El calor me adormece y sueño en beiges, lana y mohair.

¿Y a ti? ¿Qué te inspiran nuestras mantas?

MQ14